miércoles, 11 de marzo de 2009

TIRRAM Art Gallery

Descubrir los toros de Manuel Solís, es descubrir los toros bravos indefectiblemente. No hay en su hechura, razas como polled hereford, limousine, brangus, u otras que podríamos encontrar en nuestros campos, no, el toro de Manuel Solís, es sin lugar a dudas el toro bravo español. Animal con cualidades únicas, hecho para la pelea. No tendría sentido criarlo para carne por su gran peligrosidad y porque hay muchas razas que servirían para tal fin en mucho menos tiempo y sin el tremendo riesgo que implicaría tener un animal tan peligroso en nuestras pampas.
Es decir, que si no existieran las corridas de toros, esa raza tan maravillosa, simplemente habría desaparecido definitivamente, o la veríamos en algún zoológico sucumbiendo como muchas especies, tras los barrotes de la voluntad humana.
Manuel Solís nos acerca esa raza milenaria de la mano del hierro en donde plasma su bravura en la fragilidad de una galería de arte. No es el arte con que el torero arriesga su vida en la plaza, pero es el arte por excelencia, es donde la síntesis nos trae un momento de la visión del artista, donde la sangre no se derrama pero surgen las cualidades del toro en solitario.
Quizá en alguna dehesa en donde a horas de nacer enviste a cualquier cosa que se mueva con la naturalidad de su esencia. En estos tiempos en donde el arte está en su peor momento, en donde las “bellas artes” se encuentran bastardeadas por un seudo arte vulgar, sibilino y decadente que no hacen más que pretender confundir a quien lo observa, con grotescas formas encaramadas en la mediocridad perversa de quien persigue lo fútil y pretende contagiarlo. Solís, nace descubriendo al toro donde la sola presencia del aspado emerge desde latitudes insospechadas oponiéndose a lo trivial desplegando un acento bárbaro, donde la bestia escarba quizás en nuestra conciencia.
Por eso, la galería Tirram presenta a este artista residente en la ciudad de Villa Allende para el Día del Escultor donde seguramente nuestra sensibilidad se verá afectada con los rústicos trazos que engalanan al toro.
Ricardo Mirolo

1 comentario:

Marian dijo...

manuel quisiera saber si la mujer sobre el agua que esta en una de los espejos de agua del paseo del buen pastor es de usted?? podra contestarme a mariana_malone@hotmail.com

gracias y lo felicito es usted una maravilla de artista